17 julio, 2014

10 Razones para Confirmar que Brasil 2014 ha sido el Mejor Mundial de la Historia

Finalizada la última edición de la competencia deportiva más importante del mundo, las opiniones que arrancaron desde la primera ronda de la fase de grupos fueron tomando fuerzas hasta sumarse en una mayoritaria: Brasil 2014 ha sido la mejor Copa Mundial de la historia.

Pero más allá de las opiniones periodísticas y de la masa conducida por las emociones de las transmisiones televisivas, las razones por las cuales tal consideración no es solo una gran coincidencia existen. Acá les dejo algunas:

1- Riqueza táctica: Aunque la mayoría cataloga a Brasil 2014 como un mundial de arqueros po las grandes actuaciones de Navas, Ochoa, Howard (todos CONCACAF) y por supuesto Neuer; este torneo también fue un espacio donde los directores técnicos tuvieron su espacio protagónico.

Debemos separar los resultados con el funcionamiento táctico, que aunque están estrechamente ligados muchas veces la disciplina, o su falta, por parte de los jugadores es lo que define un partido. Así que tomando en cuenta ésto debemos resaltar DT's como Pekerman, Tabárez, Sabella, Halilhodzic, Wilmots y Löw. Quienes durante la copa siempre fueron capaces de presentar diferentes dibujos y disposiciones tácticas logrando interpretar a sus respectivos equipos cada vez mejor. Además de ello colocando futbolistas en posiciones, funciones y momentos correctos en los partidos. Mostrando realmente la maestría que se requiere para desempeñar dicho cargo en una selección.
La flexibilidad del equipo alemán fue decisiva en toda la copa
En cuanto a disciplina táctica, imposible no alabar lo presentado por Pinto en Costa Rica. Quien con una platilla limitada técnicamente pero con muchísimo orden llegó a derrotar campeones mundiales de manera clara y sin discusión para luego alcanzar su mejor posición histórica en copas del mundo.

Otro que no podemos pasar por alto es Louis Van Gaal, quien identificó a tiempo la naturaleza de su selección para ofrecer un fútbol sobrio que aprovechase al máximo sus puntos fuertes. La formación táctica de Países Bajos es para usar de ejemplo obligatorio para todos los equipos que deseen jugar con línea de tres en el fondo.

En las decepciones tenemos a Del Bosque, Prandelli, Scolari y Capello. Grandes técnicos con importantes carreras que no pudieron ser flexibles en sus planteamientos tácticos para evolucionar el fútbol de sus equipos durante la copa.

2- Melodías alusivas: aunque la canción oficial de la copa no fue el himno mundial que todos esperamos que sea siempre, debido en gran medida a la presencia de Pitbull entre los intérpretes, debemos admitir que luego de haberla escuchado durante 2 meses la canción "We Are One" quedó grabada en las mentes de todo fanático del fútbol.

No obstante lo que sí apreciamos todos casi de manera automática, fue la melodía utilizada antes y después de las trasmisiones televisivas. Que si bien no logro saber aún cómo se llama ni quien es su compositor, al menos conseguí su cuenta en twitter.
No sé si debamos agradecer que se realizó un álbum musical oficial con la participación de varios artistas en vez de una sola pieza. Sin embargo, aún seguimos esperando una canción tan buena como la de los mundiales Italia 90 y/o Francia 98.

3- Gratas sorpresas: en toda Copa Mundial las selecciones llamadas "chicas" tienen la oportunidad de demostrar que ese apodo no debe entrar en la cancha. Así mismo, éste tipo de torneos cortos son perfectos para lanzar a la palestra futbolística a equipos de poca historia y/o con jugadores de poco nombre que terminan ganándose el apoyo de la grada local y de los fanáticos en todo el mundo.

Aún cuando esto es normal y siempre sucede en los mundiales, en Brasil 2014 las selecciones que dieron la sorpresa lo hicieron con una manera distinta: jugando muy bien al fútbol y con ambición. Tal es el caso de las selecciones de Colombia, Argelia y Costa Rica; las cuales presentaron muy buenos partidos a sus rivales y se fueron de la competición con la frente en alto. Mostrando al mundo que no solo fueron a Brasil a participar y levantar el orgullo patrio, sino a presentar un espíritu realmente ganador en cada partido y ansias de luchar por el título.
Colombia regresó a los mundiales de fútbol por la puerta grande
Ya en otros mundiales habíamos presenciado a equipos como Turquía y Corea en el 2002, Croacia en el 98 y Ghana en el 2010. Sin embargo en esta pasada copa no fue uno ni dos equipos sorpresa, sino tres que lograron llamar la atención de buena manera. Además de colocar contra las cuerdas a sus rivales y no dejarse intimidar nunca por el peso de la camiseta.

4- Historia: Para muchos la historia en el fútbol no representa otra cosa que datos estadísticos, seguramente quienes dicen eso no han comprendido éste deporte del todo aún. En el balompié mundial las camisetas tienen un peso histórico que jamás debe ser ignorado, aún cuando no tengan un buen presente ni proyecten un mejor futuro.

La copa mundial de Brasil reunió a los 8 campeones mundiales de todos los tiempos, lo cual eliminaba la posibilidad de tener grandes ausentes. Además de ello se llevó a cabo en Brasil, el gigante del fútbol mundial, cuna de muchos títulos, grandes clubes, excepcionales jugadores y el estadio más mítico junto a Wembley en la historia del fútbol: el Maracaná.

El peso de la historia se sintió definitivamente en éste mundial otorgándole un aire único y épico al torneo. Resaltando aún más la grandeza de éste deporte y su historia en cada ciudad sede, estadio, equipo y partido. Es por ello que la derrota del local en el Mineirao dolió mucho más, también la peregrinación de hinchas chilenos, colombianos y argentinos presentó más emotividad, y finalmente el valor agregado para la selección de Alemania de ganar su cuarto campeonato en tierras amazónicas.

Salvando las similitudes, no se siente igual un mundial en Brasil, Italia o Alemania que en Corea, Japón, Estados Unidos o Sudáfrica.

5- Redes sociales: si bien el Sudáfrica 2010 fue el primer mundial donde la interacción de la gente en todo el mundo se hizo sentir, 4 años después el impacto ha sido mucho mayor, así como los canales, interacciones e influencia dentro de las selecciones.

En Brasil 2014 los jugadores, periodistas y organizadores nos mostraron a través de sus cuentas de twitter, instagram y otras, su día a día en el torneo. Aumentando así la importancia de las redes sociales a la hora de enmarcar mucho mejor un partido de fútbol con un montón de datos y detalles relacionados.
Lo que sin duda disfrutamos más los televidentes, fueron los geniales memes que surgieron de icónicos momentos de la copa como el autogol de Macelo, la derrota de España, el mordisco de Suárez, las paradas de Howard, los saludos de los niños a Messi, la goleada de Alemania a Brasil, etc. Mostrando así la cada vez más creciente interacción del público en los eventos deportivos de gran magnitud.

6- Ganó el mejor: en los mundiales no siempre gana quien presenta el fútbol más vistoso. De hecho, jugar bonito no es ni siquiera necesario para llevarse la copa. La Naranja Mecánica de los '70 bien puede confirmarles eso.

Para ganar los mundiales se necesita buen orden táctico en defensa, un medio campo bastante luchador, delanteros efectivos y sobre todo: fuerte determinación de querer ganar la copa. Campeones como Alemania en el '74, Brasil en el '94 e Italia en el 2006, son quienes mejor representan tales características.

Muchos son los equipos que jugando bonito se han quedado fuera de la copa por no tener la determinación suficiente de ganar a como dé lugar por encima de jugar bien. Y en Brasil también conseguimos estos ejemplos inclusive, como Colombia, Francia y Chile. Selecciones que jugaban de forma muy vistosa pero que les faltó el empuje y las ganas necesarias para ganar los partidos cuando se vieron fuera del mundial.

En pocos mundiales se ha dado el caso de que quien juega mejor es justamente quien gana. El Brasil del '70, Francia en su mundial del '98 y España en Sudafrica 2010 son los pocos ejemplos que puedo resaltar. Sin embargo estos campeones también sufrieron, y mucho, en su camino hacia el título. Pero justamente en esos momentos cuando el buen juego no es suficiente sacaron las garras y la determinación de ganar a sus rivales a como diese lugar.
Ninguna estrella resaltó, siempre el equipo fue más
Alemania fue el mejor equipo de principio a fin, sí. Mostrando un fútbol rápido y fluido, con marca asfixiante, y posesión efectiva. Pero cuando los teutones se encontraron con rivales que les impidieron desplegar ese fútbol y les superaron en la cancha y hasta en el marcador, el equipo de Löw mostró las ganas de ganar más que nadie. Véase el partido contra Ghana en fase de grupos y contra Argelia en octavos.

Esto sin duda es un premio al torneo, donde quienes presentan el mejor fútbol tanto en defensa como en ataque son quienes logran alzar la copa. Disminuyendo así las posibilidades de cuestionamiento hacia el campeón y engrandeciendo su gesta más aún.

7- Récords: Brasil 2014 dejó muchísimos registros nuevos en la historia de los mundiales, tanto a nivel individual como colectivo. Los cual refleja el buen nivel del fútbol desplegado en las canchas del vecino país.

Desde que se estableció el actual formato de 32 selecciones en 1998, el mundial pasado tuvo la mayor cantidad de gritos de gol junto al organizado en Francia con 171. Además de ello, Miroslav Klose se convirtió en el máximo anotador en copas del mundo con sus 16 tantos, dejando atrás glorias como Ronaldo y Gerd Müller. Vale también destacar el récord del golero Faryd Mondragon, quien con 43 años es el futbolista de mayor edad en jugar una copa del mundo, superando al delantero camerunés Roger Milla quien jugó con 42 años en Italia '90.
Otros registros dignos de admirar fueron los alcanzados por Alemania, quien con 8 finales disputadas es el país que más ha alcanzado tal instancia, además de ser la selección que más partidos ha jugado en los mundiales, con 106, y de ser el primer país europeo en ganar un mundial en América. También Brasil dejó registros fuera de las canchas, cuando unos 26 millones de estadounidenses siguieron la retransmisión del partido que el equipo dirigido por Klinsmann igualó contra Portugal, un récord que superó a las finales de la NBA.

Estos registros quizás tuvieron una importancia sobrevalorada para muchos, pero aún así no podemos negar que le agregaron condimentos especiales a muchos partidos, aumentando la expectativa del público y muchas veces de los futbolistas de alcanzar y hasta romper dichos récords.

8- Tecnología: por primera vez se introdujeron cambios realmente importantes y necesarios en el desarrollo de los partidos. Hablo específicamente del Goal Line Technology y el Aerosol Evanescente, quienes luego de ser utilizados en otros torneos locales a modo de prueba, lograron tener el visto bueno de la FIFA y ser utilizados en la copa mundial.

El fútbol es un deporte que las jugadas al estar sujetas a la interpretación del árbitro, presenta un alto porcentaje de fallos que no pueden ser corregidos por el ojo humano Es por ello que el uso de la tecnología en jugadas concretas ha facilitado que los partidos sean más justos y equilibrados
Varios europeos quedaron sorprendidos con el spray.
Muchos "goles fantasmas", e inclusive goles lícitos no identificados, habían aparecido en torneos anteriores. En ésta copa el Goal Line Tecnology se estrenó con muy buenas referencias y justamente fue consultado en algunos partidos. De forma similar, el Aerosol Evanescente fue importado de la liga argentina para éste torneo y mantuvo a raya tanto a pateadores como a las barreras defensivas en los cobros de falta. Otro recurso que desde ya será extendido por todo el mundo y esta temporada venidera será usado en la Ligue 1 de Francia.

9- Logística: aún cuando muchísimos dudaban de la capacidad de Brasil de organizar un copa del mundo. El torneo no presentó mayores inconvenientes durante su realización, aún cuando las presiones sociales y políticas ajenas al fútbol parecían que podían empañar el torneo.

Las protestas en las calles de diversas ciudades de Brasil no lograron influir de forma negativa en el mundial. Aún cuando se presentaron noticias de tal índole, el país se concentró en el fútbol durante todo el torneo. Manteniendo el ambiente de calma y alegría para todas las selecciones participantes, periodistas y turistas.

Brasil puso a valer su experiencia en éste tipo de eventos, ofreciendo gran calidad en hoteles, estadios, transporte, logística, telecomunicaciones y demás áreas organizativas de una copa del mundo. Demostrando que sí están preparados para eventos de esta envergadura, como las Olimpíadas a realizarse en Río de Janeiro en el 2016.

10- Emoción: ¿Qué podemos decir acá? Si ya todo esta dicho...

Desde el primer día el mundial 2014 mostró muchísima emoción dentro y fuera de las gradas. Los partidos se jugaron a muerte y las sonrisas y lágrimas siempre estuvieron presentes. Desde las lesiones inesperadas, las celebraciones de los goles, los golpes no sentenciados en el campo y las condiciones climáticas, hasta las derrotas duras; pasando por jugadas polémicas, la opinión de los fanáticos en la web y los cantos de la hinchada argentina... Brasil 2014 fue una verdadera fiesta del fútbol de principio a fin.
Sin duda el mundial más emotivo de la historia.
La cantidad de partidos "flojos" fue mínima en este mundial, aún así el colorido de las gradas se hizo presente para que ningún encuentro pasase desapercibido. Mención especial a las hinchadas sudamericanas, quienes mostraron al mundo la forma única y apasionada con que se vive el fútbol en ésta parte del planeta.

06 julio, 2014

Semifinales Brasil 2014: Otro Premio más al Trabajo Constante

¿Los protagonistas de siempre?

Algunos están decepcionados con las semifinales del mundial. Me hace pensar que no conocen la historia de esta copa y del fútbol en general. En los mundiales las selecciones sorpresa son bienvenidas siempre y algunas veces alcanzan instancias decisivas. Pero ganarlos… no tan fácil.

Los campeones mundiales no por suerte siempre poseen ligas importantes, clubes ganadores, futbolistas maduros y mucha historia. Alemania, Argentina, Brasil, España, Inglaterra, Italia, Uruguay y Francia son potencias futbolísticas que con el tiempo ganaron mundiales.

El último campeón, España, tuvo que mantener por varias décadas una liga de buen nivel, producir grandes futbolistas y ganar experiencia. Indiscutiblemente es un esfuerzo arduo que las federaciones deben realizar en sus ligas, clubes y jugadores. Para luego esperar un título.

Una vez que posees esos cimientos, queda de la mano del cuerpo técnico y por supuesto los jugadores, la determinación de ganar un mundial. Muchos países han rozado la gloria de ganar un mundial, pero les ha faltado fortaleza institucional y el carácter ganador de la experiencia.

Portugal, Estados Unidos, Croacia, Corea del Sur, Turquía, República Checa, Suecia, Hungría y Chile son algunos países que llegaron lejos. Sin embargo, les faltó ese extra que se adquiere justamente con el roce rutinario en las grandes competiciones internacionales.

Sin duda Países Bajos es quien más cerca ha estado de quedar campeón mundial luego de tres finales. Poseen historia y una fuerte liga local. Y no es coincidencia que Brasil, Argentina y Alemania hayan podido ganar mundiales y los neerlandeses aún no. A los "oranje" les faltaba algo.

Hoy con una liga posicionada en Europa, aunque ha bajado su nivel, los futbolistas neerlandeses son muy buenos y poseen roce internacional. Además de ello, Países Bajos bajos ya tiene suficiente experiencia en mundiales que hace pesar su camiseta. Creando un legado de mucho valor.

Hoy más que nunca "La Naranja Mecánica" tiene argumentos bien establecidos para dar ese paso a la gloria de un campeonato mundial. Pero vienen Argentina, Brasil y Alemania. Países con más peso aún y con el hambre de ganar otro campeonato mundial más.

Y es allí cuando entran los cuerpos técnicos y jugadores más que nunca. A definir un mundial, a aprovechar los momentos y pequeños detalles. Brasil- Alemania y Argentina-Holanda no solo son semifinales acordes a éste mundial. Sino a lo que fútbol siempre ha exigido a los campeones.

Los mundiales los ganan quienes han trabajado por sus ligas, por sus clubes, por sus jugadores, por su fútbol. Y que han aprendido a perder.

16 marzo, 2014

Tengo un Soundtrack

Tengo un soundtrack para mí
un soundtrack bueno
Tengo un soundtrack de esos que te sacan de todo
y a la vez te meten en la nada
Tengo un soundtrack con agudos
y unos graves que te cagas

Tengo un soundtrack enigmático
visceral, épico y pragmático
Tengo un soundtrack que me lleva
y al mismo tiempo me mantiene
Un soundtrack de puro vuelo
uno de alto poder

Ese soundtrack yo lo encuentro
cuando no lo pienso buscar
Ese soundtrack es muy único
pero fácil de encontrar
Es un soundtrack con sentido
y con voces por detrás

Tengo un soundtrack que me alegra
y que hace inspirar
Tengo un soundtrack que me aleja
de eso que no quiero soltar
Un soundtrack de eso serios
de esos que no juegan carros

Tengo un soundtrack pal trabajo
para hacerlo más ameno
Un soundtrack de los propios
de los que quieres comprar
pero que igual no te atreves
porque sabes que lo pierdes

Ese soundtrack no es mi soundtrack
es libre, es cualquier vaina
Bueno, no...
no es cualquier vaina
Es un soundtrack impreciso
de esos que sabes que son perfectos

25 junio, 2013

Surf


Quienes me conocen bien se preguntarán... ¿Qué demonios hace Jaime escribiendo sobre surf? Justamente porque tales personas saben que no sé nadar, y que tampoco soy el tipo arriesgado e innovador que creará la variante para principiantes usando flotadores. O tal vez algunos más ávidos dirán "seguro es un artículo sobre el surf rock", pero tampoco. Este artículo no es sobre el ritmo californiano donde las Fender Stratocaster están siempre el primer plano.

Traigo el término "surf" como título del artículo para hacer referencia a lo que hace todo principiante de la disciplina antes de tomar su primera ola: ver la oportunidad, analizar el entorno, prepararse y atreverse. El viaje de toda persona que desea ir más allá de rutina y hacer eso que denominan "salir de tu zona de confort".

Si hablamos de ésto, todo hemos surfeado en nuestras vidas, sí. En algún momento, por necesidad, curiosidad, emprendimiento o simplemente ganas; hemos ido más allá de donde generalmente nos movemos y hemos hecho, alcanzado y conocido cosas, personas y/o emociones; que anteriormente no habíamos tenido oportunidad. Y es precisamente a esto a lo que me refiero con el surf.

Los riesgos están allí presentes cada día en nuestras vidas. Despertar tarde tarde en la mañana y no llegar a  tiempo al colegio o trabajo, ingerir un alimento que posteriormente pueda causarnos mala digestión, escoger una vía que posteriormente nos haga entrar en tráfico denso, comprar un nuevo jabón que nos cause alergia... y un infinito etcétera.

Los riesgos son parte de nuestra vida, y extrañamente nos educan siempre a evitarlos, a minimizarlos. Lo que posteriormente nos acostumbra a encasillarnos en reglas, pautas y normativas que no nos dejan salir de nosotros mismos, que nos detienen a la hora de probar algo nuevo.

Pero más allá de evitar el riesgo, siempre existe en nosotros una invitación a los desconocido, a lo nuevo, a lo prohibido por nosotros mismos. Esa curiosidad por querer experimentar lo que en algún momento atrás etiquetamos como arriesgado. Son las ganas de ir más allá de lo establecido, de lo plano, lo obvio; ganas de romper los paradigmas, olvidar las reglas, dejar todo, coger una tabla y montar una ola… aún sin saber nadar.

Simples manifestaciones de lo que día a día hemos apagado, o mejor dicho: intentado apagar. Porque así seamos lo más apegado a nuestras reglas, muy encerrados dentro de nuestros escudos anti riesgo o muy llenos de miedos a lo desconocido; nunca podremos negar lo que somos: animales. Racionales, sí, pero siempre en la búsqueda, desmedida o no, del riesgo.

19 junio, 2013

El Bloguero Pródigo

Una de las leyendas más célebres de La Biblia, es la del Hijo Pródigo. Resalto el nombre del libro y de la leyenda al escribirla como título porque conozco a ambas, ya que fui monaguillo cuando adolescente. Sí, esta leyenda relata la historia de un hijo que abandona a su familia en medio de la rebeldía momentánea pero luego regresa humillado y arrepentido, su padre y familiares al verlo regresar, olvidan todo de inmediato, le perdonan y lo acogen nuevamente en su seno. Todo amor, todo poesía, todo moraleja.

Análogamente, hoy escribo acá después de tanto tiempo, y al principio tenía un sentimiento de culpa por haberme ido, por haber abandonado éste espacio. Y al igual que en la leyenda antes mencionada, mi blog me recibe nuevamente con los brazos abiertos, olvida y perdona toda la ausencia y sigue acá... limpio, atractivo, sonriente como siempre y dispuesto a leerme. A darme las herramientas para publicar un escrito nuevo, a iniciar otro ciclo en éste campo y vaciar historias acumuladas de ayer y de hoy.

Al igual que en todo regreso, hay expectativas... bajas pero expectativas al fin. Las primeras son justamente de ver qué cambios han surgido luego de toda la ausencia, y luego la duda de ver si la continuidad será real en ésta nueva oportunidad. Luego de cumplirse, suplir y/o superar ambas; aparecerán nuevas expectativas que podremos llamar exigencias. Blogger no exige, no espera, no reclama... los lectores sí.


¿Cuáles lectores? Exacto. Los que ahora debo recuperar, mantener y ganar... al menos en éstos primeros pasos en ésta vuelta a casa.